jueves, 10 de noviembre de 2011

las personas sin recursos no son prioridad para las administraciones canarias



Los usuarios del comedor social de San Juan (La Laguna) se quedan sin el servicio que presta la iglesia desde los viernes hasta los lunes, sin que los más necesitados tengan comida el fin de semana

SB-Noticias.- Sebastián “Chano” Álvarez Cambreleng reflexionó en La Trapera de Radio San Borondón sobre la dramática situación social que se está viviendo en las islas como consecuencia de los efectos perversos de la crisis y la desidia institucional para poner en práctica políticas reales y urgentes para paliar las graves necesidades que está padeciendo gran parte de la ciudadanía y explica que el cura de la iglesia de San Juan ha denunciado que el servicio de comedor social que presta a los más desfavorecidos se ve obligado a abrir solamente de lunes a jueves por falta de recursos humanos y económicos, por lo que son muchas las personas que no tienen comida caliente que llevarse al estómago tres días a la semana.
Chano Álvarez dijo que en los últimos tiempos ha tenido que frecuentar las consultas médicas con mucha más frecuencia de que la que quisiera. En una de estas citas a las que tuvo que acudir se encontró con el párroco de la iglesia de San Juan (La Laguna), Prudencio Redondo, con quien compartió una larga charla debido al tiempo que debieron esperar ambos para ser atendidos.

Advierte que este cura, que tiene un comedor social en un anexo de la iglesia de San Juan, le contó cosas terroríficas, las cuales no daría crédito si no vinieran de una persona que conoce de toda la vida y a quien le caracteriza la seriedad, hasta el punto de que se pregunta si de verdad las islas están formando parte de Europa.

Entre otras cosas, Prudencio Redondo le dijo que los viernes están cerrando dicho comedor social porque no disponen de personal, de tal forma que desde el viernes hasta el lunes los ciudadanos que no tienen recursos para poder comer no tienen oportunidad de llevarse al estómago ni una pizca de comida caliente, dicho lo cual recuerda que este servicio sólo dispensa almuerzos ante la falta de recursos.

El comentarista político critica que las administraciones canarias dispongan de presupuesto para infinidad de cosas supérfluas, pero sin embargo dan la espalda a quienes lo están pasando peor en estos momentos de crisis económica, puesto que a esta situación que se da durante los fines de semana en San Juan, debemos sumar que cuando cierran otro de los comedores sociales del municipio como es el caso del situado en la calle del Agua porque agota el dinero público con el que está subvencionado, los usuario acuden al de San Juan, de tal forma que ha habido días en los que se ha tenido que racionalizar la comida para dar cobertura a todos.

Álvarez Cambreleng se pregunta si nuestra sociedad está sana viviendo este tipo de cosas, dicho lo cual lamenta profundamente que nuestra sociedad se comporte como si estuviera domesticada, incapaz de ser crítica y exigente, incapaz de poner a los nefastos dirigentes políticos en su sitio, dejándoles claro que no vamos a tolerar más abusos de poder.

Desde su punto de vista, esta es una situación en la que es imposible seguir viviendo sin indignarse, puesto que no se puede tolerar que una de cada tres personas en las islas no tengan siquiera que llevarse a la boca para comer, de tal forma que si cualquier persona que salga a la calle con mil euros y se pusiera a repartir entre los más necesitados, en menos de una hora se quedaría sin dinero, una situación insostenible, que lejos de haber tocado techo, puede empeorarse en las próximas fechas puesto que esta crisis no ha parado.