lunes, 29 de septiembre de 2014

CONCENTRACIÓN MARTES 30 DE SEPTIEMBRE

11'30H delante del IMAS (INSTITUTO MUNICIPAL DE ATENCIÓN SOCIAL) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en la C/ Castillo esquina con Pedro Alcántara.

La Plataforma por la Dignidad, REDESSCAN y los Puntos de Información de Derechos Sociales del CSO Taucho y La Casa de La Orotava, les convocan a una CONCENTRACIÓN  para presentar nuestra Campaña "Contra la falta de Transparencia y Carencias en la Gestión de los Bancos de Alimentos", así como el abandono que sufren las personas excluidas por parte de las instituciones. 

Aprovecharemos para seguir con la recogida de firmas por la ILP de la Renta Básica, una auténtica alternativa a la caridad y el asistencialismo institucionales y también llevaremos a cabo una rueda de prensa.


Nuestra denuncia para esta campaña la recogemos en este texto: 
Unos 45.000 hogares en Canarias no perciben ningún ingreso, en todos y cada uno de ellos viven personas que a diario deben 'buscarse la vida' para poder comer, mientras que los salarios y pensiones de miseria impiden llegar a final de mes a otros 125.000 hogares que también viven bajo el umbral de la pobreza. Los colectivos sociales que firmamos este comunicado llevamos tiempo denunciando que las ayudas sociales (la PCI y el resto de ayudas de emergencia social) llegan a una parte ridícula de todas las personas y familias que cumplen con los requisitos (y lo necesitan). Que cuando llegan lo hacen tarde y siempre tras varios meses de papeleo, colas, itinerarios de integración laboral sin ningún resultado, todo esto acompañado de la fiscalización de la vida de las personas por parte de los servicios sociales y la estigmatización de la pobreza.
El problema es que las personas necesitamos comer todos los días, y cuando no hay ingresos y las ayudas de las instituciones no llegan, sólo queda el apoyo de familia y amistades y, en última instancia, entrar en la rueda de la caridad. Caridad de las instituciones en forma de ayuda o derivación de alimentos, los cada vez mas escasos bonos de guagua y la fe en que puedan ayudarte con la factura de las medicinas, del agua o del alquiler, en todos los casos tras una considerable espera y haber demostrado que eres pobre de solemnidad, para lo que tienes que superar una prueba difícil y dolorosa para quien vive en situación de exclusión.
Una caridad que pasa por acudir a ONGs como Cruz Roja, Cáritas, el Banco de Alimentos y sus asociaciones vinculadas, a pedir ayuda en forma de alimentos y en algunos casos también ayudas para el pago de algunos recibos de suministros. De nuevo, el interrogatorio sobre tu situación personal, la entrega de la imprescindible documentación que demuestra tu condición de empobrecida (ya entregada en los servicios sociales para poder acceder a la ONG), las colas, el cansancio... y finalmente, la última decepción: productos que no son de primera necesidad, están a punto de caducar o ya han caducado.  Está ocurriendo en los puntos de recogida de alimentos que la 'cesta' no alcanza para que se alimente una familia, no se cumple la normativa sanitaria que rige para los alimentos que se venden en las tiendas o se duplica la entrega de datos personales sin las garantías necesarias de privacidad
Las personas empobrecidas son tratadas como ciudadanos de segunda, no sólo porque tienen una cartilla sanitaria para pobres o nunca podrán acceder a la misma educación que tienen quienes pueden pagarla, también hay una comida para pobres. Nos preguntamos como se distribuyen entre estas decenas de miles de hogares bajo el umbral de la pobreza las decenas de miles de toneladas de alimentos que llegan a los Bancos de Alimentos de Canarias a través de donaciones de la UE, de instituciones, de empresas, de particulares, de campañas y maratones. Parece que el interés y la eficiencia de los bancos de alimentos reside únicamente en su capacidad (virtud) para recibir y almacenar mercancía.
Tampoco nos explicamos como los bancos de alimentos no son gestionados directamente por las administraciones públicas, sino a través de organizaciones 'sin ánimo de lucro', vinculadas en muchos casos a la Iglesia, y concretamente al Opus Dei, como el propio Presidente de la FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos) o el caso de Manuel Pérez Hernández, presidente del Banco de Alimentos de Las Palmas de Gran Canaria.
Venimos a denunciar la falta de transparencia en la gestión de los bancos de alimentos, en la distribución y el reparto, provocando la escasez de determinados productos y la caducidad de otros, la carencia de productos frescos de primera necesidad, la dificultad para obtener la ayuda de alimentos, la duplicidad de los papeleos y comprobaciones, poniendo en riesgo la privacidad y la dignidad de las personas obligadas a solicitar ayudas que en realidad son derechos universales (techo, comida, energía, agua...)
Desde las empresas que utilizan este medio para eliminar excedentes del mercado y así mantener los precios (aparte de desgravar impuestos, mejorar la imagen de empresa y socavar al pequeño comercio en los barrios mas desfavorecidos), hasta los personajes que se aprovechan de convertir la pobreza en un espectáculo, pasando por las instituciones políticas y religiosas que lo utilizan para hacer proselitismo, construir redes clientelares y en su labor de contención social, las donaciones de alimentos perpetúan la pobreza, convirtiendo en algo natural la caridad, el hecho de que en Canarias cada vez exista gente mas rica y mayor número de pobres y no cuestionando en ningún momento que el problema real es el mal reparto de la riqueza.
Reivindicamos una vez más, el reparto justo de la riqueza como única alternativa para terminar con la pobreza, es preferible que las grandes empresas que operan en las islas, en vez de regalar comida, dejen de beneficiarse de las numerosas ventajas fiscales que disfrutan en Canarias y paguen más impuestos. Tienen que ser las instituciones públicas quienes garanticen el reparto equitativo de los excedentes alimentarios (incluyendo las miles de toneladas de productos canarios que se desperdician) y se tiene que establecer, de una vez por todas, una Renta Básica que garantice una vida digna a todas las personas y acabe con la indigna caridad.






martes, 23 de septiembre de 2014

NUEVO ATAQUE A LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS EMPOBRECIDAS DE CANARIAS



REDESSCAN EN CONTRA DE LAS MODIFICACIONES QUE PLANTEA EL GOBIERNO CANARIO A LA LEY 1/2007 DE REGULACIÓN DE LA PRESTACIÓN CANARIA DE INSERCIÓN

La REDESSCAN1 DENUNCIA  que generará más desigualdad, menos derechos y más miseria los siguientes aspectos de las modificaciones que el 24 de septiembre del 2014 se debatirán en el Parlamento canario:
  • Un concepto más restringido de las personas y colectivos que pueden acceder a esta prestación.
  • Se establecen más requisitos y obstáculos para acceder a este derecho.
  • Se acorta el tiempo de disfrute de la prestación de 2 a 1 año, con 12 meses sin que las personas cuenten con ningún ingreso.
  • Sin planteamiento de la necesidad de aumento de la partida presupuestaria para el desarrollo de la ley.
  • Concesión condicionada a la existencia del crédito. Se acaba el presupuesto en cinco meses desde su inicio.
  • Se quiere reducir la cuantía de la prestación, manteniendo a la mayoría de las perceptoras no solo bajo el umbral de la pobreza, sino en pobreza extrema.
  • Las modificaciones no simplifican los procedimientos.
  • No se plantea un aumento del ratio de profesionales de apoyo a este derecho.
  • No se acortan tiempos.Mayor rigidez en los cambios de las resoluciones en función de las cambiantes situaciones.
  • Sin evaluación ni comisiones de seguimiento.
  • Sin claridad en la extinción.

Por tanto, todas estas modificaciones no facilitan el que más de 1 de cada 3 personas en Canarias deje de estar bajo el umbral de la pobreza, seguirá siendo una muy deficiente cobertura protectora, que llegará a menos gente y con menos condiciones dignas, favoreciendo que la gente viva con menos de 385 euros al mes.

Nuestra PROPUESTA URGENTE:
  • Mayor cobertura protectora: llegar a toda la gente y con una cuantía mínima por encima del umbral de la pobreza.
  • Mayor dotación presupuestaria, suficiente y estable. No dependencia de la concesión del derecho según crédito.
  • Aumento de la duración de la prestación hasta que sea necesaria.
  • Inmediatez en la resolución  en un mes y , en cualquier caso, apoyo en los posibles meses de espera.
  • Visión estructural e integral de las situaciones de exclusión social y de su riesgo.
  • Derecho individual y no asociado a la familia o unidad de convivencia.
  • Eliminación de requisitos. Acceso universal.
  • Potenciar la complementariedad con otras prestaciones.
  • Flexibilidad en el cambio de las resoluciones, sin rigidez burocrática.
  • Exigencia de procesos de evaluación y comisiones de coordinación y seguimiento.

Tender a una Renta Básica que asegure a todas las personas en Canarias condiciones de vida dignas, justas y la cobertura de los derechos.

Para más información o declaraciones: 
Koldobi Velasco Vázquez 928260921- 628548586

Canarias, 23 de Septiembre de 2014