lunes, 5 de marzo de 2012

104.000 PARADOS CANARIOS NO COBRAN NINGUNA PRESTACIÓN


Un 37% del total de desempleados carece de ingresos registrados

A finales de la pasada semana el Ministerio de Empleo y Seguridad Social hacía público que el mes de febrero se cerró con un nuevo récord histórico en el paro registrado en el Estado español.  El número de desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar ese mes en más de 4,7 millones de personas, tras subir en 112.269 desempleados, con un aumento porcentual del 2,4% respecto a enero. En Canarias, el número de parados inscritos aumentó en 4.915 personas, hasta alcanzar un total de 278.898. Según los datos del Ministerio el paro creció en las Islas en 17.722 personas con respecto a febrero de 2011 trabajo. Un 6,79%.

      Estas informaciones, sin embargo, no bastan para proporcionar una imagen aproximada del drama social asociado al desempleo que se está viviendo en el Archipiélago. Dos datos adicionales contribuyen a hacerlo.

     En primer lugar, el porcentaje del paro de larga duración registrado en Canarias alcanza ya al 50% del total. Se incluyen en esta categoría aquellos trabajadores que llevan buscando empleo más de un año infructuosamente. De acuerdo a las estadísticas elaboradas por el propio Gobierno, la posibilidad de reinsertarse en el mercado laboral disminuye de manera directamente proporcional al tiempo que se ha permanecido expulsado del mismo. De esta forma, el paro de larga duración se convierte en una puerta abierta o antesala de la exclusión social.

    Pero el sábado 3 de marzo el Ministerio de Empleo ofrecía otra estadística demoledora. En las islas  ya hay 104.029 desempleados que no cobran ningún tipo de prestación pública, ni subsidio ni renta activa.  Al término del mes de enero cobraban la prestación contributiva por desempleo 66.644 personas, 82.176 percibían el subsidio y 21.134 ingresaban la renta activa de inserción. El resto, un 37% del total, carece de ingresos registrados para poder paliar su situación. 

    Así las cosas, la propia consejera  de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de CC y PSOE, Inés Rojas, debía reconocer que en la actualidad un 30% de los canarios se encuentra por debajo del umbral de la pobreza. Mientras que  -de acuerdo a los datos del Ejecutivo regional - un 6% vive en la  exclusión social. Porcentajes estos últimos que, según todos los indicios que arrojan los estudios sobre la evolución económica en las Islas y el resto del Estado, podrían multiplicarse en los próximos meses y años hasta alcanzar el rango de una auténtica emergencia social.


Fuente:Por E.G. - Redacción Canarias Semanal