Ir al contenido principal

Los servicios sociales exigen planes para evitar la ruina de las familias


Los directores de los servicios sociales españoles proponen crear la figura de la "persona sobreendeudada en situación de riesgo" y elaborar programas de reflotamiento para impedir que miles de familias terminen en la calle. "Lo que no se gaste en protección social tendrá que gastarse en seguridad ciudadana", advierten.

La Asociación estatal de Directores y Gerentes de los Servicios Sociales ha elevado una propuesta al Gobierno, a la Comisión de Justicia del Congreso y a la Defensora del Pueblo para responder a los ciudadanos desahuciados o al borde de perder su vivienda que consiste en la creación de una figura de protección, la "persona sobreendeudada en situación de riesgo" y la articulación de medidas como planes de reflotamiento familiar para evitar que acaben en la calle y en la ruina.
La propuesta, difundida ayer por su autor, el trabajador social y consultor Luis Barriga, pide "una nueva legislación en materia de saneamiento de la deuda de particulares" para "posibilitar que las familias en quiebra económica puedan afrontar sus deudas a través de moratorias, planes de reflotamiento económico familiar y acciones preventivas de la exclusión y de la economía sumergida".
Según Barriga, "no se comprende cómo un país donde una de cada tres familias no puede afrontar ningún gasto imprevisto, donde una de cada cinco personas están ya bajo el umbral de la pobreza y donde se han producido más de 300.000 ejecuciones hipotecarias y 150.000 lanzamientos en dos años, se mantiene la paz social", sobre todo considerando que hay más de 5 millones de parados y que, al contrario que en el resto de países de la OCDE, los particulares que se arruinan se encuentran en una "desprotección jurídica absoluta".
Sobre este asunto, incidió en que en el resto de Europa existen "siempre" fórmulas ante la quiebra de personas físicas y procesos similares al de las empresas que declaran el concurso de acreedores. Sin embargo, en España no existe protección ni tutela para los ciudadanos en quiebra, porque la responsabilidad patrimonial es ilimitada, de manera que si una empresa liquida, después se extingue, pero las deudas de una persona física, aunque fallezca, "persiguen a sus hijos".
Los expertos consideran que la cohesión social se mantiene por la resistencia de las familias y destacan que, por ello, "los primeros en caer han sido los inmigrantes". Sin embargo, vaticinan un desmoronamiento a medio plazo, ya que "las redes familiares no soportarán el alargamiento de la crisis" y lo que empezó como un goteo ya "ha dejado de ser anecdótico" y se convertirá en "una lluvia de dramas familiares".
Ramírez añadió a este panorama los recortes en políticas sociales que las administraciones públicas están acometiendo, aun cuando España ya tiene "el sistema de protección más débil" del entorno europeo. Por eso, advirtió de que "todo lo que no se gaste el Gobierno en protección social es dinero que el Estado va a tener que gastar en seguridad ciudadana".
"No se trata de condonar deudas sin más", puntualizó Barriga, que recalcó que todo ciudadano "tiene la obligación" de cumplir los contratos, pero "dentro de los márgenes que permite cada momento".
Esta "bomba de relojería" no estallará, según la asociación, si se adoptan "medidas urgentes" de protección enmarcadas en la reforma de la Ley Concursal, como la creación de la figura jurídica de la "persona sobreendeudada en situación de riesgo".

Entradas populares de este blog

PRIVATIZACIONES SOSPECHOSAS

El cuatro de octubre conocíamos una jornada a la que asistieron el Gobierno de Canarias, la ZEC y la empresa Solimar. En esta jornada se habló sobre el sistema de atención a la dependencia y que éste debe construirse sobre tres pilares: las ONG, el sector privado y la propia Administración pública.
La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, describió una grave situación en Canarias debido principalmente al envejecimiento de la población, por lo que desde el gobierno se pretende “articular un potente servicio de atención a los dependientes más leves, los de grado 1, con servicios domiciliarios y especializados, pero, al mismo tiempo, a habilitar más plazas residenciales y diurnas”. Por otra parte, describía la mala situación de las residencias ya que “no hay plazas públicas disponibles y apenas existen posibilidades de concertar plazas con el sector privado” por lo que el Gobierno de Canarias quiere desarrollar un futuro plan de infr…

SÍ ES LEY, PERO NO DE SERVICIOS SOCIALES II: UNA OPORTUNIDAD PERDIDA.

Este es el segundo artículo sobre el proyecto de ley de Servicios Sociales de Canarias que se encuentra actualmente en proceso de debate parlamentario. Desde REDESSCAN consideramos que el proyecto de ley de Servicios Sociales será, nuevamente, una oportunidad perdida para mejorar la vida de las personas que viven en Canarias. En este sentido, no se entiende que los grupos de la oposición hayan renunciado a la presentación de enmiendas a la totalidad y esperamos que en las parciales se pueda, por lo menos, mejorar un texto que desde nuestro punto de vista tiene un exceso de déficit y contradicciones.
En primer lugar es incompresible el tratamiento que se da a la que aún sigue siendo la ley vigente en materia de Servicios Sociales, ya que se afirma que este proyecto de ley “…eliminará el carácter asistencialista de los servicios sociales, tal como ha venido configurado en nuestra Ley de Servicios Sociales de 1987”. El asistencialismo no venía configurado en la ley del 87. No ha sido la n…

REDESSCAN PRESENTA UNA COMUNICACIÓN EN EL III CONGRESO DE TRABAJO SOCIAL DE ARAGÓN (28 AL 30 DE SEPTIEMBRE) SOBRE LOS "EFECTOS DE LA CORRUPCIÓN EN EL ESTADO DE BIENESTAR ESPAÑOL. UN ACERCAMIENTO A SU IMPACTO EN LOS SERVICIOS SOCIALES EN LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS"

Compartimos el resumen y la conclusión de la misma:
La crisis económica iniciada en 2008 ha puesto de manifiesto la fragilidad del Estado de Bienestar Español y sus dificultades de financiación pública debido en parte a la presión encaminada a desmantelar buena parte de los sistemas de protección social, entres ellos los servicios sociales. Además, el imperativo de consolidación fiscal ha forzado la introducción de cambios de urgencia en numerosas áreas de bienestar, entre ellos los servicios sociales, acompañados de ajustes y trasvases de gasto social.
Asimismo, aunque estos cambios han afectado a los distintos modelos de regímenes de bienestar (continental, liberal, socialdemócrata y mediterráneo) estudios señalan grandes diferencias en las reformas adoptadas en sus políticas sociales y sistemas fiscales (Del Pino y Rubio, 2013; Moreno, L. Del Pino, E. Marí-Klose, P y Moreno-Fuentes, F.J. , 2014; Ruiz-Huerta, Ayala y Loscos, 2015).
Por otro lado, no se ha tenido en cuenta suficienteme…