Ir al contenido principal

Más de 10 millones de personas en "situación o riesgo de pobreza" en España


Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN)
Los resultados del indicador AROPE muestran que más de diez millones y medio de personas en España, un 23.4% de la población, están en situación o riesgo de pobreza y exclusión social. Frente al objetivo de reducción de la pobreza del 25% que plantea la Estrategia Europa 2020, en nuestro país es necesaria una profunda transformación en la configuración de las políticas sociales. Como las competencias de la mayor parte de las políticas sociales están transferidas a las comunidades autónomas, es en ese nivel en el que se tienen que definir nuevas estrategias de afrontamiento del objetivo de reducción de la pobreza.
La Estrategia Europa 2020 define un nuevo indicador de personas que viven en situación o riesgo de pobreza y exclusión social; se consideran personas en situación o riesgo de pobreza y exclusión social a aquellas que viven con bajos ingresos (60% de la mediana del ingreso equivalente1), y/o las que sufren de privación material severa (4 de los 9 ítem definidos a nivel europeo) y/o las que viven en hogares con una intensidad de empleo muy baja o nula. Este grupo de personas en Riesgo de Pobreza y Exclusión se denomina AROPE, en sus siglas en inglés (At Risk Of Poverty and/or Exclusion).
El índice de pobreza y exclusión para Europa es del 23,1%2;  España se encuentra sobre esa media, con un 23,4%, en el puesto número 11 de la Europa de los 27, con la cifra más alta de los últimos 3 años (23,1 en 2007 y 22,9 en 2008). La media española se sitúa con un 23,4%, las diferencias entre comunidades varían en más de 30 puntos porcentuales entre el valor mínimo y el máximo. Los datos dan cuenta de la enorme desigualdad existente entre unos territorios y otros.
Existe el riesgo que en un contexto de crisis económica como el actual, el cumplimiento de los objetivos de reducción de la pobreza de la Estrategia 2020 queden supeditados al logro de la estabilización económica; sin embargo, este es precisamente el mejor momento de llevar a cabo medidas decisivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Estas medidas tienen además un carácter de urgente: 10.665.615 ciudadanos se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión y padecen los efectos más amargos de la crisis. La desigualdad, la pobreza y la exclusión social deterioran la cohesión  social y ponen en cuestión los principios y valores de una sociedad democrática.
Tal como se ha venido insistiendo EAPN Madrid y el conjunto del Tercer Sector de Acción Social, la inclusión social debe estar en el centro de la agenda de nuestro país “son necesarios, por tanto, profundos cambios en nuestro modelo económico y de sociedad, de tal manera que la economía esté al servicio del desarrollo social y del bienestar de las personas, optando así por una manera de crecer más justa y equitativa”.

1. El umbral de la pobreza en 2009 de acuerdo con la ECV 2009 estaba en 7.980 euros al año, que se adecúa
 dependiendo del número de personas en el hogar.
2. Según Eurostat, el año 2009.
3.Propuestas  del Tercer sector de Acción Social para una estrategia de Inclusión  Social 2020 en
España- EAPN ES, Plataforma de ONG de Acción Social, y  Plataforma del Voluntariado de España.

Informe completo Las cifras de pobreza y exclusión en España [pdf]

Entradas populares de este blog

PRIVATIZACIONES SOSPECHOSAS

El cuatro de octubre conocíamos una jornada a la que asistieron el Gobierno de Canarias, la ZEC y la empresa Solimar. En esta jornada se habló sobre el sistema de atención a la dependencia y que éste debe construirse sobre tres pilares: las ONG, el sector privado y la propia Administración pública.
La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, describió una grave situación en Canarias debido principalmente al envejecimiento de la población, por lo que desde el gobierno se pretende “articular un potente servicio de atención a los dependientes más leves, los de grado 1, con servicios domiciliarios y especializados, pero, al mismo tiempo, a habilitar más plazas residenciales y diurnas”. Por otra parte, describía la mala situación de las residencias ya que “no hay plazas públicas disponibles y apenas existen posibilidades de concertar plazas con el sector privado” por lo que el Gobierno de Canarias quiere desarrollar un futuro plan de infr…

SÍ ES LEY, PERO NO DE SERVICIOS SOCIALES II: UNA OPORTUNIDAD PERDIDA.

Este es el segundo artículo sobre el proyecto de ley de Servicios Sociales de Canarias que se encuentra actualmente en proceso de debate parlamentario. Desde REDESSCAN consideramos que el proyecto de ley de Servicios Sociales será, nuevamente, una oportunidad perdida para mejorar la vida de las personas que viven en Canarias. En este sentido, no se entiende que los grupos de la oposición hayan renunciado a la presentación de enmiendas a la totalidad y esperamos que en las parciales se pueda, por lo menos, mejorar un texto que desde nuestro punto de vista tiene un exceso de déficit y contradicciones.
En primer lugar es incompresible el tratamiento que se da a la que aún sigue siendo la ley vigente en materia de Servicios Sociales, ya que se afirma que este proyecto de ley “…eliminará el carácter asistencialista de los servicios sociales, tal como ha venido configurado en nuestra Ley de Servicios Sociales de 1987”. El asistencialismo no venía configurado en la ley del 87. No ha sido la n…

REDESSCAN PRESENTA UNA COMUNICACIÓN EN EL III CONGRESO DE TRABAJO SOCIAL DE ARAGÓN (28 AL 30 DE SEPTIEMBRE) SOBRE LOS "EFECTOS DE LA CORRUPCIÓN EN EL ESTADO DE BIENESTAR ESPAÑOL. UN ACERCAMIENTO A SU IMPACTO EN LOS SERVICIOS SOCIALES EN LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS"

Compartimos el resumen y la conclusión de la misma:
La crisis económica iniciada en 2008 ha puesto de manifiesto la fragilidad del Estado de Bienestar Español y sus dificultades de financiación pública debido en parte a la presión encaminada a desmantelar buena parte de los sistemas de protección social, entres ellos los servicios sociales. Además, el imperativo de consolidación fiscal ha forzado la introducción de cambios de urgencia en numerosas áreas de bienestar, entre ellos los servicios sociales, acompañados de ajustes y trasvases de gasto social.
Asimismo, aunque estos cambios han afectado a los distintos modelos de regímenes de bienestar (continental, liberal, socialdemócrata y mediterráneo) estudios señalan grandes diferencias en las reformas adoptadas en sus políticas sociales y sistemas fiscales (Del Pino y Rubio, 2013; Moreno, L. Del Pino, E. Marí-Klose, P y Moreno-Fuentes, F.J. , 2014; Ruiz-Huerta, Ayala y Loscos, 2015).
Por otro lado, no se ha tenido en cuenta suficienteme…