jueves, 6 de marzo de 2014

Los trabajadores sociales dicen que la denuncia de la Defensora del Pueblo demuestra la mala gestión de Inés Rojas

Los colegios profesionales de Trabajo Social de Canarias queremos manifestar nuevamente nuestras discrepancias con la pésima gestión de la consejera de Cultura, Deportes , Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias. La denuncia de la  Defensora del Pueblo  ante la Fiscalía contra el departamento que dirige Inés Rojas por su actitud no colaboradora con esta institución ante los requerimientos motivados por las quejas de los ciudadanos y ciudadanas de Canarias por el incumplimiento de la Ley de Autonomía Personal” es una nueva prueba de la errática gestión del Gobierno canario en relación a las personas en situación de dependencia.

La Defensora del Pueblo ha pedido a la Fiscalía que estudie si Inés Rojas ha incurrido en el delito 502.2 del Código Penal que cometen cargos públicos o funcionarios que “negándose o dilatando indebidamente el envío de los informes que éstos solicitaren o dificultando su acceso a los expedientes o documentación administrativa necesaria para tal investigación". Esta falta de colaboración del gobierno canario es una prueba más de que el ejecutivo de Paulino Rivero no tiene datos que contradigan lo que hemos denunciado numerosas organizaciones, que Canarias está a la cola de las comunidades autónomas en el cumplimiento de la conocida como ley de Dependencia.

Hace años que los colegios de Trabajo Social de Canarias estamos denunciando la mala gestión de la consejería de políticas sociales en relación a las personas dependientes. Pero no hemos sido los únicos, también lo han denunciado la Asociación de Gerentes y Directoras de Servicios Sociales (que en la mayoría de sus informes han situado a Canarias en el “limbo” de la Ley de Dependencia), Redesscan, el Consejo Económico y Social de Canarias, el Defensor del Pueblo y el Diputado del Común. En este último caso el último informe del Diputado del Común denuncia la mala gestión de la consejería de Políticas Sociales por los retrasos en los dictámenes, también retrasos en las ayudas, el ineficaz sistema competencial. Este jueves  Jerónimo Saavedra declaró en una emisora que en su último informe hay más de un centenar de quejas de ciudadanos relacionadas con la Ley de Dependencia. 

Ante los informes que denuncian la mala gestión de su departamento, la consejera Inés Rojas siempre responde que en las islas tenemos un sistema de Dependencia propio en el que los cabildos también tienen competencias, pero el Gobierno canario nunca ha publicado un informe que cuestione los datos denunciados por diferentes instituciones públicas. Además en otras comunidades autónomas como el País Vasco existen otras instituciones como las diputaciones que también participan en el sistema de Dependencia, sin embargo, las cifras no son tan negativas como en Canarias donde el propio gobierno ha reconocido que más de 4000 personas dependientes han fallecido desde 2010 sin haber recibido las ayudas que les correspondía