Ir al contenido principal

Por un Plan de lucha contra la Riqueza, no contra la Pobreza:


Desde la Asamblea Canaria por el Reparto de la Riqueza no queremos caer en la trampa de señalar a la pobreza como el problema a resolver. La pobreza no es más que la consecuencia de la riqueza que nos pertenece y que generamos todas las personas, acumulada en las manos de unas pocas. Estamos cansadas de campañas construidas en el mejor de los casos desde la caridad y el asistencialismo, exhibiendo la exclusión y la pobreza en la búsqueda de una solución inexistente dentro de este sistema económico. En los casos más comunes a modo de lavado de cara de quienes nos gobiernan para seguir perpetuándose en sus poltronas de poder al servicio de las grandes empresas y poderes.
 No podemos señalar a su vez como solución de nada, la buena operatividad de la Prestación Canaria de Inserción, que ni siquiera llega a una Renta Mínima de Inserción, situando a Canarias a la cola en la miseria que son los Servicios Sociales en todo el Estado. Aún cuando se cumpliera en su totalidad la normativa que regula la PCI, esta seguiría sin ser una solución a la exclusión que sufrimos ni contribuiría a asegurar una vida digna para todas. Denunciamos la no tramitación por parte de la administración de la PCI, y el impago que estamos sufriendo las que nada tenemos de esta prestación, pero denunciamos que es del todo insuficiente, así como que es subjetiva, y no es concebida como derecho además de estar atada a contraprestación. Exigimos la redistribución de la riqueza con todas sus consecuencias. La apertura de caminos que hagan posible y que potencien otro sistema económico y social que supere el capitalismo que nos oprime y destroza la vida, permitiendo que unas pocas acumulen toda la riqueza, mientras otras no tenemos ni para comer. Entendemos que desde las que nos gobiernan y quienes les aplauden no van a venir soluciones reales, y que estas deben de ser construidas por nosotras mismas, desde las comunidades en las que vivimos e intentamos sobrevivir. No podemos seguir esperando las migajas que caen de sus platos.
 Apostamos por un nuevo modelo económico justo y equitativo que asegure la calidad de vida de todas las personas que trabajamos, vivimos y luchamos en nuestro pueblo. Para ello, proponemos la aplicación de la Renta Básica de las iguales (RBis), que consiste en el derecho de toda persona a percibir una cantidad periódica, de carácter individual (no familiar), universal, no contributiva, independiente del nivel de ingresos y del mercado de trabajo y de por vida para todas. Además, esta cuantía ha de ser por lo menos igual al umbral de pobreza y recibir cada persona la misma cantidad, de la cual un 80% se percibirá en mano y el 20% restante en forma de bienes de uso colectivo (Fondo Común de RBis).
 No pedimos ayudas, exigimos derechos.

Asamblea Canaria por el Reparto de la Riqueza. Pincha aqui para conocer a nuestros compañeros.
Canarias, julio de 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿DÓNDE ESTÁN LOS SERVICIOS SOCIALES EN CANARIAS? DESNUDOS, DESGARRADOS Y REPARTIDOS AL MEJOR POSTOR

¿Dónde están las llaves? ¿Dónde están los servicios sociales en Canarias? desnudos, desgarrados y repartidos al mejor postor - REDESSCAN Como en la canción infantil del “Matarile rile rile”, desde REDESSCAN nos preguntamos ¿Dónde están las llaves para que este Sistema Público de Servicios Sociales salga a flote después de tantos años en ahogamiento presupuestario, legislativo y organizativo por parte de las Administraciones Públicas responsables? Hemos buscado en la aplicación de la Ley de Servicios Sociales de Canarias aprobada desde hace un año y no encontramos esas llaves. Buscamos en los compromisos adquiridos para hacerla efectiva y nos preguntamos: ¿Dónde está el llamado Plan de Inclusión Social y contra la Pobreza o como planteamos desde Redesscan un Plan para la Justicia Social, que tenían que presentar en un año? ¿Dónde está el primer diagnóstico de los Servicios Sociales que tenía que hacer el Observatorio de los Servicios Socia

LOS SERVICIOS SOCIALES EN CANARIAS EN TIEMPO DE CORONAVIRUS: UN SISTEMA PÚBLICO ESENCIAL Y SIN EMBARGO INVISIBLE Y DESMANTELADO.

En la situación de emergencia sanitaria tan especial que estamos viviendo, REDESSCAN y muchos de las y los profesionales de los Servicios Sociales, asistimos con estupor a la aplicación de diferentes medidas que pretenden paliar el enorme impacto que produce en la población el confinamiento, el paro laboral, social, económico, y en general, el parón en el conjunto de los ámbitos de nuestra vida cotidiana. Asistimos a declaraciones, ruedas de prensa y publicaciones de las y los responsables públicos sobre los recursos que se ponen en marcha para cubrir las necesidades más apremiantes que garanticen la subsistencia de las familias, de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, y en definitiva que intentan resolver en un tiempo récord una avalancha de situaciones de emergencia que afectan y comprometen la vida de miles de personas en los distintos pueblos, barrios y ciudades de Canarias. Muchas de esas medidas son competencia del Sistema Público de Servicios Sociale

Redesscan denuncia que los presupuestos del Gobierno de Canarias mantienen a los Servicios Sociales en la cola

Los colectivos sociales denuncian que en unas cuentas que aumentan 350 millones solo haya 4 más para Servicios Sociales;   1 euro de cada 100 del crecimiento del presupuesto va a Servicios Sociales. La Red Canaria en Defensa del Sistema Público de Servicios Sociales (Redesscan), la Asamblea Canaria por el reparto de la Riqueza y el Colegio Oficial de Trabajo Social de Las Palmas , denuncian que el proyecto de presupuestos de 2021 remitido por el Gobierno canario al Parlamento autonómico mantiene al Sistema Público de Servicios Sociales en la cola de los sistemas de protección, garantía y respeto a los Derechos. La Consejería de Derechos Sociales, Igualdad y Juventud es la segunda por debajo que menos porcentaje de crecimiento en la financiación recibe, de entre las 20 áreas que han visto aumentada su financiación en este proyecto presupuestario. Las organizaciones sociales entienden, a pesar del discurso que repiten los portavoces gubernamentales, que hablan de un aumento del 75%